Premio Friedrich Katz


ACTA DEL PREMIO FRIEDRICH KATZ

El día dieciséis de noviembre de 2020 a las dieciocho horas de la ciudad de México, se reunió de manera virtual el jurado de
la primera emisión del Premio Friedrich Katz, integrado por los doctores Ignacio Lorenzo Almada Bay, Josefina Mac Gregor
Gárate, Víctor Orozco Orozco, Pedro Vidal Siller Vásquez y Pablo Yankelevich, para resolver el otorgamiento del premio a la
mejor tesis de maestría o doctorado sobre la Revolución Mexicana.


En la sesión anterior, celebrada el cuatro de noviembre, cada uno de los jurados propuso una finalista de las tesis leídas.
Como ya se tenía conocimiento de cuáles eran éstas y se había tenido acceso a ellas, se inició la discusión sobre sus
características y cualidades. Para no precipitar la decisión y dar oportunidad a que todos revisaran con cuidado las
investigaciones, se propuso una nueva fecha de reunión.


Al discutir nuevamente, el día 16 de noviembre, las cualidades de los trabajos de investigación, aun reconociendo los
indudables méritos de los textos que atendieron la convocatoria del Premio, los integrantes del jurado coincidieron por
unanimidad que la tesis ganadora es la de Rosario Margarita Vázquez Montaño. "Ethel Duffy Turner: una biografía política e
intelectual desde la frontera, 1885-1969", cuyo examen de grado se realizó en septiembre de 2020 en El Colegio de México.
El jurado valoró el trabajo biográfico realizado por la autora. Ethel Duffy Turner, el personaje objeto de la tesis, emerge
pleno de verosimilitud, de un cúmulo de contextos sociales e individuales, investigados y narrados por la autora. Duffy es
una mujer de tránsito entre la centuria del XIX y la XX, con sus derechos políticos limitados y una vida pública ocupada casi
en su totalidad por los hombres. El retrato que ofrece la autora es una pintura vívida no sólo de la persona, sino de las
adversas condiciones en que desenvuelve su existencia. Turner -a quien los usos sociales le imponen el apelativo del esposo,
aún después del divorcio-, se abre paso desde el afán por estudiar, luego con su afición primero y dominio después del oficio
literario y de la pintura, para entregarse simultáneamente a las actividades políticas y al periodismo.
La autora fue capaz de separar la vida de John Kenneth Turner frente a la de su biografiada, sin menoscabo de ninguna. En
este sentido, más allá de la biografía propiamente dicha, el retrato de un grupo de mujeres y sus actividades políticas tuvo
un excelente tratamiento en el que sobresalen personajes como Elizabeth Trowbridge. Además, la autora abrió un
importante tema al abordar al grupo de Carmel, en California, el ambiente cultural entre los que se encontraban Jack London
y Ambrose Bierce, y su relación con México en esos años. Se trata de un texto muy bien escrito, con una prosa rica y fluida.
Este atributo lleva a otro de gran relevancia. El trabajo de investigación realizado por la autora es impresionante: consultó
una veintena de archivos históricos y alrededor de cien periódicos y revistas. En la bibliografía figuran más de doscientas
obras. Las imágenes como mapas, retratos y carteles, ilustran y enriquecen esta investigación.


El jurado decidió, también por unanimidad, otorgar una mención honorífica a la tesis de David Adán Vázquez Valenzuela,
titulada “De betabeles y revoluciones. El Partido Liberal Mexicano en los distritos remolacheros del sur de California y el valle
del río Arkansas en Colorado, 1890-1929”, sometida a examen en El Colegio de México en marzo de 2019.

En este caso —el trabajo es una comprensiva exploración tanto de las condiciones materiales de los trabajadores agrícolas
de origen mexicano como de su interrelación con los movimientos políticos de la época, en específico, el activismo del
Partido Liberal Mexicano—, en el contexto de la Revolución Mexicana y de la profunda transformación de la agroindustria
azucarera en el suroeste estadounidense. La tesis es una aportación sustantiva a la comprensión de los procesos políticos,
sociales y económicos que coexistieron en ambos lados de frontera antes, durante y después de la revolución de 1910. La
investigación está muy sólidamente fundada en una diversidad de fuentes, y aporta información novedosa extraída de
repositorios documentales y digitales de México y Estados Unidos.


Los integrantes del Jurado:

Dr. Ignacio Lorenzo Almada Bay
Colegio de Sonora
Academia Mexicana de la Historia


Dra. Josefina Mac Gregor Gárate
Posgrado de Historia, UNAM


Dr. Víctor Orozco Orozco
Academia Mexicana de la Historia


Dr. Pedro Vidal Siller Vásquez
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez


Dr. Pablo Yankelevich
CEH, El Colegio de México


Sobre la sustracción de documentos de los archivos mexicanos.
Academia Mexicana de la Historia



Por un aviso que dio el historiador Javier Eduardo Ramírez López, en días recientes supimos que varios importantes padrones del siglo XVIII que pertenecieron al Archivo de la parroquia llamada del Sagrario de la Catedral Metropolitana de México fueron ofrecidos para la venta pública por Morton Subastas como lote 34 para la subasta del 21 de julio. Al conocer la situación, Morton retiró el lote de la subasta, pero ahora es importante garantizar que los padrones regresen al archivo al que pertenecen. Sabemos que la sustracción es antigua, quizá de mediados de los años 80, pues los documentos ofrecidos fueron microfilmados en 1961, pero ya no fueron registrados por Óscar Mazín y Esteban Sánchez de Tagle en una publicación colectiva que da cuenta de más de un ciento de padrones de la parroquia del Sagrario, aparecida en el año 2009.


            Al mismo tiempo, supimos que varios documentos cortesianos tomados del Archivo General de la Nación fueron subastados, y nuestra colega académica María del Carmen Martínez Martínez, quien está realizando un índice razonado de documentos cortesianos, pudo precisar la signatura en el ramo Hospital de Jesús del AGN de los documentos vendidos a precios altísimos en 2017, 2019 y 2020 por las galerías Swann, Christie’s, Sander y Bonham’s, y otro más se subastó en Morton en 2014. La sustracción debió ser reciente y no se conoce su extensión.


            Los historiadores no olvidamos la sustracción de la Información Guadalupana de 1556 mandada hacer por el arzobispo Montúfar, cuya ausencia en el Archivo del Arzobispado de México advirtió el historiador sueco Magnus Lundberg en su libro de 2002 sobre Montúfar. El documento pasó a manos privadas.


La Academia Mexicana de la Historia se pronuncia a favor de que estos y otros documentos sustraídos sean reintegrados a los archivos de los que provienen, pues forman parte de la memoria de la humanidad. Al mismo tiempo, es necesario que estos y otros archivos mexicanos, civiles y religiosos, reciban el apoyo necesario, de fondos públicos y privados, para que, junto con los historiadores, realicen el trabajo necesario de conservación, restauración, digitalización, estudio y difusión de los documentos a su resguardo.

David Piñera ingresa a la Academia Mexicana de la Lengua


El distinguido historiador David Piñera Ramírez, fue elegido por la Academia Mexicana de la Lengua como miembro correspondiente en Tijuana. Gracias a su uso adecuado del lenguaje en la Historia, además de su destacada carrera como investigador que enumera una larga lista de reconocimientos.

Historiadores piden que archivos sustraídos sean reincorporados a la Catedral


CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su sesión plenaria del pasado martes 4, la Academia Mexicana de la Historia (AMH) solicitó que el lote de documentos del siglo XVIII que la empresa Morton Subastas ofrecería en una puja, el 21 de julio pasado, sea reincorporado al Archivo de la Parroquia del Sagrario de la Catedral Metropolitana al que pertenece.

Leer la nota completa

Lectura de discurso de ingreso de la doctora Angélica Peregrina


El pasado 6 de febrero la doctora Angélica Peregrina Vázquez, leyó su discurso de ingreso como académica corresponsal del estado de Jalisco en la Benemérita y Centenaria Escuela Normal de Jalisco. Su discurso se título "Forjando patria. El concepto de nación en las escuelas mexicanas", al cual dio respuesta el académico de número, doctor David Piñera. En la ceremonia estuvieron el doctor José María Muriá, Académico Emérito de la Academia Mexicana de la Historia y el doctor Javier Garciadiego, director de la Academia.